La guía definitiva para oraciones cristianas cortas

El dormir de un pequeño  es un enorme problema en mi hogar. Puedo admitir francamente que esta es el área en la que he cometido fallos con mi hijo pequeño. Es adecuado que cometí un gran error al permitir que mi hijo durmiese en nuestra cama. Ahora tiene tres años y prosigue en nuestra cama. Lo lamento mucho. Cuando JeNoah era un bebé nunca quiso la cuna. Literalmente anduve por ahí como un zombie porque me sostuvo despierta toda la noche. Odiaba la cuna. Probé tantas cosas distintas. Cuando tenía doce meses, por último lo puse en nuestra cama para que se durmiera.

Fue increíble por el hecho de que finalmente durmió toda la noche. A partir de entonces se podría decir que me volví perezoso. Era más simple dejarle dormir en nuestra cama. Ahora me doy cuenta de que será un gran obstáculo para su transición a su propia cama. Sabemos que hay que hacerlo. Todo lo demás era una brisa, romper el biberón, romper el chupete y hasta adiestrar para ir al baño. Me hago cargo de todo y me doy cuenta de que cometí un fallo.

El sueño del niño pequeño es muy importante. De nuevo, No soy un médico o bien profesional licenciado. Soy una madre de casa que ofrece consejos personales. Creo que no obstante, en esta área necesito los consejos de todos . LOL. Decidí escribir esta página para hablar de los hechos básicos sobre el sueño de su hijo pequeño. No quiero que otros cometan algunos de mis fallos.

image

Cantidad de sueño

Dependiendo de su edad, los niños pequeños precisan entre 12 y dieciseis horas de sueño al día. Esto es un sueño total incluyendo sus siestas. Realmente depende de su hijo y del horario que usted le dio cuando era un bebé. Mi hijo de 3 años duerme 12 horas. Va a dormir de 8:30 pm a 8:30 am. No toma siestas.

Ciertos niños pequeños precisan 1 o dos siestas al día. A mi hijo no le fue bien con las siestas. Quería quedarse despierto después y más tarde. Le quité las siestas a los un par de años y lo hizo realmente bien. Cada niño es diferente. Si usted tiene un hijo que quiere ser un “búho nocturno”, intente suprimir las siestas. Se sorprenderá gratamente. Significa que no tienes ese pequeño descanso durante el día, mas puedes tenerlo de noche.

Rutina en el momento de acostarse

Esto es crítico a fin de que el niño duerma bien. Sus pequeños cuerpos se habitúan a exactamente la misma rutina que les ayuda a dormirse solos. Una rutina les ayudará a relajarse. Lo creas o bien no, ayuda a entrar en un ritmo y permanecer con él. Te voy a dar ciertos buenos ejemplos de ciertas cosas que puedes probar.

Hora del baño

Hora del Pijama

Tiempo de cepillado de los dientes / Tiempo de orinal

Tiempo de Cuentos

Tiempo de Oración

Tiempo de reposo

Estos son los pasos para comenzar su propia rutina personal. Su rutina va a cambiar, como es natural. Estas son solo algunas de las áreas que creo que son esenciales y con las que puedes comenzar. Recuerde que es un proceso y que va a tomar tiempo para que se transforme en automático. Antes que te des cuenta, tu rutina en el momento de acostarte funcionará como un reloj. Conque comencemos.

Hora del baño

El baño es fundamental. Singularmente si usted compra la lavanda calmante para bebés. Voy a hacer ciertas burbujas con el lavado también. Es esencial que establezca buenos hábitos incluso cuando se baña.

Hora del pijama

Después del baño te pones sus pijamas preferidos. Dejo que mi hijo elija la suya ya antes de acostarse. Le encanta tener la opción. Está deseando que llegue este momento. Creo que lo prepara a fin de que duerma como un pequeño pequeño. A mi hijo le encantan sus Fuente del artículo pijamas de Spiderman con las telarañas. Realmente lo hace sentir como Spidey. “Pijamas Personales” hace que ir a la cama sea emocionante para su niño pequeño. ¡Conque manténganse abastecidos en los preferidos!

Cepillarse los dientes/ Tiempo de ir al baño

Este es el instante de cepillarse los dientes e ir al baño. (Si están entrenados para ir al baño). Usted puede tener que cambiar sus pañales etcétera si no está entrenado para ir al baño. Este es el momento de proseguir exactamente la misma rutina todas y cada una de las noches haciendo lo básico para ir al baño, así es como me agrada llamarlos. A mi hijo le encanta cepillarse los dientes y peinarse el pelo. Están más relajados para la hora de acostarse sabiendo lo que va a venir después. Esto ayuda a prepararlos para el sueño de los pequeños.

Tiempo de Cuentos

image

Recuerde determinar cuántos libros y fijar el límite de manera inmediata. Por ejemplo, le digo a mi hijo que te voy a leer un libro y tú me lees un libro. Eso es todo, después de que los dos hayamos terminado es hora de ir a dormir. Los niños van a tratar de hacer que usted se mueva y consiga más lectura de usted. No te rindas. Los pequeños pequeños procurarán prolongar el inevitable……………………………………………………………………… Luchan y luchan contra él. Establezca los límites y sea firme. Eventualmente lo logran pues mi hijo de 3 años ya no me lo solicitará más. Permítanles elegir los libros y darles sus opciones siempre que sea posible.

Tiempo de Oración

El tiempo de oración es una necesidad en mi familia antes que el niño pequeño duerma o bien el período de sueño. Oramos juntos como una familia tanto como resulte posible. Sin embargo, cuando mi hijo se dormirá, afirma su propia oración personal que reza todas las noches. Es tan bonito cuando lo dice. Él sabe que este es el último paso antes de la hora de acostarse. Como familia, pueden hacer esta oración. Puede ser el clásico “Ahora me acuesto para dormir”, o bien tu oración personal. Aquí está la oración de mi hijito:Querido Dios, Gracias por bendecirnos, y por protegernos. En el Nombre de Jesús, Amén Mi hijo pequeño tiene http://oracionesparadormir.com/oraciones-para-dormir-catolicas/ tres años, con lo que usted puede entenderlo. Lo afirma todo solo. Quería que comenzara a una edad temprana sabiendo la importancia de la oración. Conforme crezca, como es lógico, iremos incorporando más en sus oraciones.

Tiempo de reposo

Toddler Sleep es un tiempo mágico fantástico donde pueden ir a la deriva hacia el país de los sueños. Por lo general, en este momento se precisan cinco minutos y mi hijo está durmiendo. Pasamos por todos y cada uno de los pasos de nuestra rutina, y está fuera. A lo largo del sueño crecen y se ponen sanos. Es asombroso el poder del sueño y de qué manera nuestros cuerpos lo necesitan. Como adultos nos ponemos gruñones y malhumorados cuando no dormimos. Los niños pequeños son como nosotros, precisan dormir y suficiente. Sé que no es perfecto todas y cada una de las noches. Un pequeño enfermo puede salir de su rutina.

Todo lo que podemos hacer como progenitores es dar lo mejor de nosotros mismos. Lo afirmé ya antes, yo también he cometido muchos fallos, en especial cuando se trata del sueño de un niño pequeño. Podemos aprender de ellos y volver a procurarlo. Esa es la mejor parte que podemos despertar mañana y hacerlo todo de nuevo. Hasta entonces………………………………………………………………………… Que tengas una buena noche!